| Bienvenido a Conadecus

Subtel y la Administración del Espectro Radioeléctrico

Subtel y la Administración del Espectro Radioeléctrico
septiembre 07
10:22 2018

Hernán Calderón
Presidente de Conadecus

Bajo el título “Piñera y el desmantelamiento de las concesiones en el espacio radioeléctrico”, el Sr. Cristóbal Osorio critica la actuación de la Subsecretaria de Telecomunicaciones Pamela Gidi, que decidió el “congelamiento de la banda de 3,5 GHz”, porque tal acto sería completamente ilegal, debido a que carece de fundamento y a que no se puede caducar una concesión (otorgada mediante Decreto Supremo), mediante una simple Resolución Exenta.

Como es de público conocimiento, Conadecus ha jugado un rol esencial en defender los principios de la libre competencia, consagrados en el DL 211 de 1973, ya que dichos principios -indudablemente- favorecen a los consumidores. Ejemplo de lo anterior es el reciente fallo de la Corte Suprema que reconoció que Entel, Movistar y Claro atentaron contra el DL 211, obligándolas a desprenderse de espectro radioeléctrico adquirido de manera indebida. Cabe recordar que esa es sólo una de las diversas condenas que afectan a las citadas empresas, por poner obstáculos a la libre competencia, pero es un fallo esencial, ya que reconoce también las obligaciones y potestades de Subtel en la administración del espectro.

Precisamente, en estos días hemos visto una profusa campaña de prensa, impulsada por Entel, Movistar y Claro, que sostiene que el reciente fallo Corte Suprema es injusto, erróneo y que vulnera la seguridad jurídica. Sin embargo, esa misma prensa no ha dado publicidad alguna a la correspondiente declaración pública de Conadecus, que explica los fundamentos y beneficios de ese fallo (los lectores interesados pueden consultarla en la página web de Conadecus).

Una campaña similar está ocurriendo en torno a la reciente decisión de Subtel, de congelar el uso de la banda de 3,5 GHz, y es así como El Mercurio publicó en forma destacada una carta del Sr. Juan Hurtado, Presidente de Entel, señalando que esa decisión “es una amenaza sin precedentes a la institucionalidad”, lo mismo que sostiene el Sr. Osorio en su columna de El Mostrador.

Pero ambos están profundamente equivocados, primero porque Subtel no ha caducado ni anulado concesión alguna, sino que sólo ha dispuesto que los titulares de esas concesiones dejen de operar en la banda de 3,5 GHz, y migren a otras bandas de frecuencias, si desean seguir explotando el servicio púbico de telefonía fija inalámbrica, mediante las concesiones que les fueron otorgadas años atrás. Y a diferencia de lo que señala el Sr. Osorio, el motivo de Subtel es muy poderoso: la banda de 3,5 GHz será destinada en todo el mundo a los futuros servicios de telefonía móvil de quinta generación (5G), que Chile necesita para mejorar los actuales servicios públicos fijos y móviles, para que en el mercado haya más competencia y para que nuestro país entre de lleno en la economía digital.

Y la pregunta más importante de todas: ¿tiene Subtel realmente atribuciones legales para modificar la banda de frecuencias en la que opera un concesionario? ¡Por supuesto que sí! En efecto, de acuerdo a la Ley General de Telecomunicaciones (LGT), el espectro radioeléctrico es un bien nacional de uso público, cuya administración corresponde a Subtel. Además, la propia LGT dispone que en el caso de los servicios públicos, la banda de frecuencias es un elemento modificable (no así en los servicios de radiodifusión). E insistimos, Subtel no ha caducado concesión alguna sino que sólo ha señalado a los actuales titulares de concesiones que deben migrar a otras bandas, si desean seguir explotando servicios de telefonía fija inalámbrica, lo que la misma Subtel ha señalado debe hacerse por la vía de modificar los correspondientes decretos supremos.

Además, Subtel ha constatado que la banda de 3,5 se utiliza hoy de manera completamente ineficiente, algo que también debe corregir, de acuerdo a sus obligaciones legales.

Por lo demás, la migración a otras bandas del espectro ha sido una práctica habitual en Subtel -y en todos los organismos reguladores del mundo-, toda vez que el avance tecnológico obliga a ir despejando bandas del espectro, para permitir el desarrollo de nuevos servicios de telecomunicaciones. El mejor ejemplo -que el Sr. Hurtado parecer desconocer, o bien olvidó- es el despeje de la banda de 1.900 MHz, que hasta 1995 estaba ocupada por diversos concesionarios y permisionarios de servicios de telecomunicaciones, que tuvieron que migrar a otras bandas, de modo de habilitarla para los servicios de telefonía móvil de segunda generación (2G), y gran parte de ella fue adjudicada a Entel en el concurso público correspondiente. En otras palabras, Entel no sería hoy lo que es, si en 1995 Subtel no hubiera ejercido sus atribuciones legales de administración del espectro.

Finalmente, y aprovechando este espacio, quiero felicitar a la actual administración de Subtel, al dirigir ese servicio en forma autónoma y sin someterse a las presiones de los grandes operadores, algo que pocos de los administradores anteriores se atrevieron a hacer. Confiamos en que el gobierno la respaldará plenamente, por el bien de la libre competencia y de los consumidores.

Columna de Opinión publicada en El Mostrador.

Artículos Relacionados

Buscar en Conadecus

Consultas y Reclamos


Conadecus en Twitter

Conadecus en Facebook

Radio

Conadecus en Youtube