Noticia | 19 Julio 2022

Preocupación por escasez de pellet crece en todo Chile

Para muchos consumidores de todo el país ha sido un verdadero reto encontrar el combustible y a precios razonables, la escasez de pellet se ha sentido de Arica a Punta Arenas, afectando mayormente a los pequeños consumidores que buscan calentar sus casas durante este frío invierno.

Si bien desde el gobierno aseguran que no hay crisis de stock debido a que el pellet continua siendo producido en el país y continúa entrando desde el extranjero, pero en menor cantidad. La demanda del producto debido a los conflictos bélicos en Europa sigue subiendo, al igual que los precios, lo único que no sube es la disponibilidad de pellet, desde la producción nacional sostienen que tienen dificultades para encontrar la materia prima para aumentar la producción.

Por otro lado, la contracción de la economía mundial ha disminuido la disponibilidad de los recursos necesarios para producir más pellet, mientras que la demanda de materias primas crece exponencialmente en el rubro energético. De igual manera, es como la industria forestal nacional ha bajado sus índices de contratación y explotación del recurso, por tanto cuesta aún más abastecer a las productoras de pellet en todo Chile.

Sin embargo, pese a las dificultades, las productoras aseguran tener stock suficiente para abastecer la demanda en las regiones que más solicitan el combustible, también existe el Plan de Descontaminación, que promueve el uso de otros tipos de calefactor, por ejemplo calefactores a gas.

En Chile, el uso de pellet ha crecido en los últimos años, a pesar de los esfuerzos de la autoridad por realizar el cambio de calefactores en varias regiones del país, el pellet continua en alza por su demanda. El preciado combustible, principalmente compuesto por pino, se hace de los desechos de la industria forestal, siendo un producto menos contaminante que la leña y cuya calidad es observable a primera vista por los consumidores, es importante ver que las bolsas no tengan mucho aserrín y que, de haber mucho, puede que la composición del producto no sea la adecuada, afectando a su proceso de almacenamiento.

Finalmente, para el almacenamiento del combustible la autoridad asegura que debe estar por debajo del 10% de humedad, debido a que si no se almacena correctamente y si se expone a mayor humedad, el pellet dará menos calor. La recomendación es preferir otros tipo de calefacción, de lo contrario el pellet sigue siendo una buena opción para calentar nuestros hogares, siempre y cuando se almacene correctamente, los paquetes no vengan abiertos y que puedan proveer una capacidad calorífica de 16,5 Mj/kg.

Desde Conadecus la situación llama la atención, es una oportunidad para pequeños empresarios puedan abastecer del combustible a pequeñas comunidades que requieren comprar a precios justos, las alzas de todo tipo están golpeando la economía de las familias y para que no pasemos frío este invierno es crucial mantener un adecuado suministro de combustibles caloríficos.

Publicado por
Conadecus